Tulipanes: belleza especial


Los tulipanes son oriundos de Asia Menor y del Cáucaso donde los inviernos son muy fríos. Es en el verano cuando el hielo se derrite y el agua toca los valles y planicies, entonces ésta delicada flor florece en medio del cálido verano a una profundidad entre 10 a 20 centímetros. Recrear estas condiciones naturales es deseable para tener éxito en la siembra del tulipán. Cuando vemos veranos muy húmedos, se entiende el porque la flor sufre a la intemperie, por tanto es preferible sembrarla en macetas especiales o jardines destinados para tal fin.

Bulbos en el jardín:

Los bulbos del tulipán se siembran a en otoño, de esta manera tienen tiempo de echar raíces antes de que llegue el frío. Se siembran a unos 10 cm de profundidad, haciendo el hoyo parejo y vertiendo un poco de arena para evitar que el agua se estanque. Se deben sembrar a una distancia de 20 cm entre si.

Bulbos en tiestos:

Se deben sembrar varios bulbos en un mismo tiesto, unos seis en general y la maceta ha de ser de unos 15 cm de profundidad lo cual favorece mucho la maduración de la raíz. Los bulbos han de quedar justo debajo de la superficie de tierra. Regar generosamente. Se recomienda un lugar frío y oscuro para recrear sus condiciones naturales.


El nuevo bulbo:

Una vez que haya florecido el bulbo, en la tierra se forma un bulbo nuevo. Si se quiere conservar, se corta el tallo enseguida después de que se corte la flor. Se sigue regando la planta hasta que se sequen las hojas. Entonces con toda seguridad el nuevo bulbo esta listo y se puede sacar. Retirar las raíces y guardar en un sitio seco, sobre aserrín.

¿Se cortan los tulipanes?

Al llegar la primavera y ver los tiestos llenos de tulipanes puede que nos de pena cortarlos, mientras algunas personas prefieren mantenerlos en su lugar otras los cortan y hacen arreglos florales con ellos. No perjudica de manera alguna a la planta dicha actividad. Al contrario, la fortalece y hace que los bulbos siguientes broten mucho más fuertes y llenos de energía, ya que dejan de dar flor en si.

Pero no corte las hojas. Estas deben quedar para ayudar al bulbo creciente. Una vez cortado el tulipán es fácil de cuidar. No necesitan estar en mucha agua como las rosas. Lo importante es que la punta del tallo este sumergida en agua fresca.

Consideraciones:

El único problema es que los bulbos cultivados en clima templado no florecen bien. Necesitan frío y en invierno ameritan un cuidado especial. Lo más sencillo es comprar cada año bulbos frescos importados de áreas frías o de la misma Holanda, donde el cultivo del tulipán forma parte de las riquezas naturales del país.

Fotos: nihongo.wundergroundlifeandlawndsecotulips.com

, , , ,

Articulos relacionados

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)